El espacio del Quijote: un itinerario impreciso

ruta_de_don_quijote-7304

En el comienzo del Quijote se descubre que, a diferencia de los libros de caballerías, localizados espacialmente en lugares lejanos, exóticos o imaginarios, las andanzas de don Quijote transcurren en una geografía real y cercana, conocida, en La Mancha, es decir, aquí al lado, y no en las legendarias tierras del Preste Juan de las Indias.

Sin embargo, en el Quijote se narran tres salidas o viajes cuya deliberada imprecisión geográfica imposibilita la delimitación objetiva del itinerario seguido. casi nada puede saberse con certeza, ni el lugar manchego de donde parte don Quijote, ni el enclave de la venta donde es armado caballero, ni el de la venta de Juan Palomeque, ni el pueblo del Caballero del Verde Gabán, ni el enclave de las bodas de Camacho, etc. Tan sólo podemos estar seguros de algunas referencias explícitas, como las del Campo de Montile, Puerto Lápice, El Toboso, Sierra Morena, el río Guadiana, el Ebro, Barcelona, y algunas otras.

619615

En suma, un itinerario deliberadamente inconcreto, vago, real y simbólico a la vez. Un espacio manchego —con el añadido de Barcelona; y los enclaves de Andalucía, Florencia y Argel en las novelas intercaladas— que no se describe directamente y que, sin embargo, produce una extraordinaria ilusión de realidad por la magistral elaboración poética a que ha sido sometido, tanto en sus paisajes como en sus gentes.

Conviene también destacar —así lo ha hecho Moreno Báez— la simetría perfecta en la ordenación de los núcleos espaciales de ambas partes de la novela. la primera tiene como centro la venta de Juan Palomeque: por ella pasan don Quijote y Sancho, de ella parten hacia Sierra Morena —el lugar más alejado—, por ella pasan el cura y el barbero, y en ella se detienen todos en su regreso al punto de partida. Esta función es desempeñada en la segunda parte por el castillo de los duques, centro espacial de la segunda parte: allí se detienen don Quijote y Sancho, de allí parten para Barcelona —el punto más alejado—, por allí pasa Sansón Carrasco a la ida y a la vuelta, y allí se vuelven a detener don Quijote y Sancho en su regreso definitivo.

[Textos extraídos de la edición digital de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, realizada por la Biblioteca Nacional de España y el Ministerio de Cultura; la edición digital de Don Quijote de la Mancha, realizada por el Instituto Cervantes y dirigida por Francisco Rico; la edición de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, dirigida por Andrés Amorós para la editorial SM; la edición de Don Quijote de la Mancha, realizada por Ángel Basanta, para la editoria Anaya.]
Anuncios